Con una obra y un contundente mensaje Banksy se suma a la tendencia de rechazo al asesinato de George Floyd y se pronuncia contra el racismo en Estados Unidos.

Las manifestaciones contra el racismo, la segregación racial y la violencia policial suman un gran adepto, Banksy, quien ha dejado conocer su postura sobre la realidad que rodea el asesinato del afroamericano George Floyd a través de una poderosa pintura compartida en sus redes sociales y un texto contestario.

En la obra se observa una bandera de Estados Unidos, una vela consumiéndola y un retrato en alusión a la víctima más reciente de la violeta supremacía blanca que se impone en el país.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

Es tal la magnitud del malestar del artista por la faltal tendencia que sigue sumando víctimas en el país, que el artista escribió:

“Al principio pensé que debía callarme sobre este asunto. ¿Pero por qué debo hacer eso? No es su problema. Es mio

El sistema le falla a las personas de color. Como una tubería rota que inunda el departamento de las personas que viven abajo. Este sistema defectuoso está haciendo que su vida sea una miseria, pero no es su trabajo arreglarlo. No pueden, nadie los dejará entrar al departamento de arriba. Este es un problema de la gente blanca. Y si la gente blanca no lo arregla, alguien tendrá que subir y patear la puerta”.

Tanto la imágen como las palabras de Banksy se han viralizado en redes sociales virtuales, pero seguramente no se quedarán allí y alimentarán la indignación colectiva que continúa tomándose las calles del mundo.

El asesinato de George Floyd

George Floyd es hoy el símbolo de la lucha contra el racismo, la segregación racial y la brutalidad policíaca que históricamente ha victimizado en Estados Unidos, de ello tratan las siguientes producciones cinematográficas.

Durante 8 minutos y 46 segundos Derek Chauvin, un oficial de policía blanco de Minneapolis, se arrodilló en el cuello de Floyd hasta quitarle la vida, el hombre afroamericano de 46 años residía en Minneapolis, Minnesota y fue abordado por el oficial y sus compañeros Thomas Lane, Tou Thao y J Alexander Kueng.

El hecho revive casos como el de Walter Scott asesinado a tiros por el oficial de policía Michael Slagerde en North Charleston, S.C. en 2015, y llama la atención sobre lo hallado en 2019 por la Universidad de Rutgersen un análisis de muertes que involucran a agentes de la ley: aproximadamente 1 de cada 1.000 hombres y niños negros en Estados Unidos puede esperar morir a manos de la policía.