Corren brisas de festividades sampedrinas y con ellas el alma del compositor Luis Alberto Osorio.

La historia siempre dirá que armado de una guitarra (aunque bien podría haber sido un tiple, trompeta, bandola, piano, saxofón, tuba o clarinete) el maestro Luis Alberto Osorio prendía la fiesta donde lo llevara su espíritu andariego.

 

Monumento en honor al compositor Luis Alberto Osorio (Gigante – Huila)

 

Nacido en Gigante (Huila), con una sed de música y folclor, impregnó el país con la esencia de la tradicional cultura campesina, transmitiendo en sus composiciones un sentimiento de identidad impregnada de jolgorio y romanticismo.

Del Huila a Cundinamarca, pasando por el Tolima y llegando hasta el Amazonas y la costa caribe, el creador de Alma del Huila (pasillo que en 1995 se convirtió en el himno del Departamento del Huila) dejó un legado de más de 200 canciones que forman parte de la antología del folclor de los Andes, y que grandes de la música como Garzón y Collazos ayudaron a inmortalizar.

Siendo románticos, son fechas de ´bambuco Río Neiva´, ´la rumba criolla Sampedreando´ (conocida también como San Pedro en El Espinal) del maestro giganteño y otras melodías del folclor huilense, pero como es probable que estén relegadas en los playlist (lista de reproducción) de las tradicionales fiestas de San Pedro, compartimos un clip sobre un trío de cuerdas que vive el homenaje al gran compositor colombiano fallecido el 5 de diciembre de 1978, meses después de haber sido ungido con la orden de La Gaitana.

Una producción de la Corporación Com-Unidad en el marco del Proyecto “Visibilización y alfabetización digital de actores, prácticas y experiencias Culturales del departamento del Huila 2019”, Proyecto Concertado: Ministerio de Cultura.

Imagen principal: fotograma Película la Víbora 1958